sábado

¿Y dónde jugarán los niños?

Federico Falco se pregunta por la historia y los autores, el presente y su huella en el enjambre de la década, tecnología, figuras y estilo podría decirse en una simple síntesis incompleta que surge de acá.



"¿Somos esta una generación de chicos serios, qué sólo rompe con lo acomodaticio pero sigue alabando lo literariamente establecido? ¿Qué se apega al taller literario como pase seguro a la norma y por lo tanto el éxito?¿Seremos los hijos de Aira? ¿Los hijos de Saer? ¿Los hijos de Fogwill? ¿De Saccomanno? ¿De Muleiro?"

3 comentarios:

milena dijo...

Hijos del culo, es la frase que se me viene a la cabeza, y una banda barrial, creo que Bersuit...en fin, la poesía suburbana también atraviesa la literatura (y las nuevas generaciones)y en todo caso, lo de matar al padre...mmm...

mendes parnasso dijo...

che quién es el hijo de muleiro???? Yo soy el hijo de Andahazi que el gordo panesi lleva en su vientre

Pablo dijo...

Una sarta de giladas, el post ese. Es insostenible hacer en simultáneo las siguientes dos cosas:
a) posar de pasado de todo y "son todos unos giles que se hacen los serios, hagamos papelitos con la Gioconda y con lo que queda nos limpiamos el culo"
b) mirarte en el espejo a ver sis salís bien peinado para la foto de tapa de la Billiken del 2100

Hasta que este pibe no resuelva su esquizofrenia (y ajuste su puntería literaria, porque la verdad que sus ejemplos de la pole position de la década son de olvidable para abajo) seguirá boqueando.

PT