viernes

me dejó pensando

"La literatura es la consecuencia de una hipocresía legendaria. Si el hombre tuviese el coraje de decir la verdad en el instante en que la siente y frente al que se la inspira o provoca (al hablar, por ejemplo, al mirar, por ejemplo, al humillarse, por ejemplo) pues es en ese preciso instante que siente cuando padece o se inspira; si tuviese el coraje de expresar la belleza o el terror cotidianos; si tuviese el coraje de decir lo que es, lo que siente, lo que odia, lo que desea, sin tener que escudarse en un acertijo de palabras guardadas para más tarde; si tuviese la valentía de expresar sus desgracias como expresa la necesidad de tomarse un refresco, no hubiese tenido que refugiarse,ampararse,justificarse, tras la confesión secreta, desgarradora y falsa que es siempre un libro".

Reinaldo Arenas, fragmento de "otra vez el mar"

4 comentarios:

Funes dijo...

O sea... la literatura es de cosa de neuróticos nomás...

ah... cosa e´mandigas, che...

violeta dijo...

y, dicen los que saben que neuróticos somos todos, así que...

Anónimo dijo...

No se si me gusta la visión de literatura como catarsis. Me parece medio una gilada.

Editorial Tamarisco dijo...

who are you anonimus?