jueves

la tristeza, la librería

Algo que quedó afuera de la agenda de Talando Árboles, que tuvo momentos intensos, según leí y me contaron, y otros de llana improductividad -suele suceder, obvio- pienso cuando llego de link a link a este nuevo blog que trata de todos esos asuntos editoriales nos ¿apasionan? o de los cuales, a veces entendemos muy pero muy poco.

"Roger Colom se deja llevar por la fantasía (forma harto olvidada de describir el mundo) y nos cuenta cómo podría ser el comercio futuro con los libros. Y es fundamental. Cambiará la intermediación, así está sucediendo cada día más. Por una parte, se da el boca a boca en un sentido nuevo, por medio de blogs y páginas y correos, con una amplitud mayor y usos nuevos. Por otro lado, se da la intermediación de los grandes, google, ebay, technorati, youtube, etc. ¿Las librerías? Dejarán de ser lo que era, para convertirse en cualquier otra cosa. No creo que las librerías sean el lugar más obvio para encontrar un libro, no hablo del futuro, hablo ahora. Las tradicionales.Prefiero mil veces navegar por Amazon o por Alibris que ir a una librería, sea grande o pequeña. En cuanto a novedades, nada como Amazon. En cuanto a los hallazgos, nada como Alibris. Y en cuanto a rarezas, nada..." Lee el post completo en erratas eminentes

4 comentarios:

Anónimo dijo...

y después dicen que la funesiana no es la vanguardia...

felix dijo...

quien dice?

Sonia dijo...

tamarisco y funesiana son la vanguardia absoluta, desde luego

La Contrarreforma dijo...

Me jacto de haber descubierto ese blog, casi como Sofovich.

M.