viernes

sin revelación metafísica

Los niños iracundos leen Ravonne y no nos acribillan. Es más: nos elogian (estaremos sentando un precedente?)
PD: gracioso lo del diseño vegetariano (2 primeros libros), teniendo en cuenta que Vanoli es fóbico a las verduras...

3 comentarios:

Iván Pinto dijo...

Aah, había toda una cosssa. Lindo proyecto. Agrego a links.

sam locquasto dijo...

Los de la contrarreforma son más bien tirando a pelotudos. No les den de comer, chicos.

malinche dijo...

Concuerdo con sam, son unos giles, se la pasan hablando mal de la gente para que hablen mal de ellos y entonces "aparecer". Que saquen la cabeza con algo en serio y no con toda esa jerga "miren que grossos que somos" y al final no tienen nada para decir. Hablo de ellos al pedo. Son tan bobos.