domingo

más sobre Soriano, y ciertos vicios de algunos por continuar atrás

En mi pueblo le decían correr por izquierda; chicanear.
Al lado mío, Radar en mano, alguien dice "no lo puedo creer" y, entre citas leídas en voz alta, habla de cosas como "falacia ad hominem"; falacia del "muñeco de paja" y explica "atacar a una persona y no rebatir su argumento" y así.

Siempre pensé que hay mucha creatividad y cierto sentido del absurdo en el título de esos trucos retóricos y, a veces, en los textos que los ejemplifican, también.


MT hace una síntesis pero, por su veneno desquiciado y frondosa retórica agresiva es verdaderamente imperdible el texto de acá.

1 comentario:

Daniel Vínculo dijo...

Saco mano meto gamba. ¿A quién le importa Soriano? ¿A quién le importa Sarlo? igual es mentira que los de letras se burlaron de alguien, yo los conozco bien y les enseñé a tenerle un terror reverencial a todo lo que tenga un vago tufo cultural - barrial, por más populista transochado que sea.