jueves

¿Qué hay de viejo, Fogwill?

Si Fogwill
fue el “disertante” más lúcido
del encuentro de ayer
eso es sintomático de algo

lúcido no porque
haya atacado a los autores jóvenes
o dado a entender que los blogs
y la sociabilidad post 2001
son hijos de la necesidad
bebés de incubadora
huérfanos de
institucionalización
que van a “pelearse”
o a organizar encuentros en el Malba
apenas aparezca algún tres ambientes
sin expensas
entre Palermo y el Abasto

Puede que tenga razón.
En todo caso a él le gustaría que pase eso.

creo que Fogwill tiene
mucho resentimiento
porque las palmaditas en la espalda
le llegaron de viejo
y eso está bien
tanto el resentimiento como las palmaditas
de los viudos e hijos de Teodoro Adorno
que nunca,
casi nunca
tenía razón

Ayer había mucho público
y casi todos eran escritores
Como dijo un amigo
“todos esconden su obra”
No había nadie que no escondiese su obra.
Si el auditorio hubiese girado patas para arriba
El techo del MALBA se llenaba de obras
O mejor dicho Textos. Sólo Textos.
Y algunas tarjetas de crédito.
Pero eso es una cuestión del mercado y a nosotros no nos interesa.

También había varios poetas
pero de ellos
prefiero no hablar

Antes de entrar
parado en la puerta
hablé con un chico tucumano
que me preguntó
si tenía porro y qué película daban
Le dije que no y que no había película
Entonces me dijo que iba a ir a pegar una piedra
a Cerrito y Córdoba
No sabía como llegar.
Le dije que por lo general
los porteños tampoco saben
como llegar ni como irse
del Malba.
Le dije que, en una de esas,
podía tomarse el 130.

Fogwill también dijo
que las grandes cadenas vendían el 80% de los libros
que en el 76’ se juntaba con Aira, Perlongher y Lamborghini a charlar sobre la dictadura
que el desarrollo de las fuerzas productivas permitía imprimir libros mejores y más baratos que antes pero nadie podía asegurar una venta ni de 300 ejemplares
que Yavelsohn
o como mierda se escriba
es un delincuente
apañado por escritores ansiosos
por desembarcar
en las costas del mercado ibérico
que lo mejor de la literatura argentina actual
estaba en una antología que él había compilado hace como más de diez años
publicada en Chile
que las chicas que van a los encuentros de lectura son subnormales
incapaces de entender un libro de Peyceré
(Link le daba la razón, antes le había pasado billetes y todos nos reímos porque de verdad fue muy gracioso)
que Trotsky era un aristócrata y en el tren del Ejército Rojo llevaba un cocinero francés
(le faltó decir
que el cocinero era puto)
que todos los aspirantes a escritores trabajan en los medios
(supongo que por eso comprarán pocos libros, los consiguen gratis)

Los otros hablaron del formalismo ruso,
de Bürguer, de Puig, de los supuestos herederos de Puig y de Roland Baaaarthes
de la categoría de lo nuevo y de la vanguardia
como una avanzada
que retrocede (Piglia)
algunos, como dijo otro amigo y más allá de los refritos,
parecían comisarios de arte.
S. Hernaiz habló de la literatura post 2001.
De cambios en los modos de representación de lo social.
Fue interesante. Para discutir.

A la salida, Fogwill jugaba con un puntero láser.
Solo. Bajo la lluvia.

28 comentarios:

Camile dijo...

Demasiaaaaaaaaado machismo hubo; sí.

Anónimo dijo...

Y eso que faltaron unos cuantos... aspirantes a escritores, digo

Terra dijo...

Vamos Vanoli!



Vamos a buscar una piedra...

Sonia Budassi dijo...

Algunas notas, la síntesis es exclusión pero no queda otra:

"Puig realizó la operación de hacer literatura con materiales desprestigiados. Hoy, esos materiales están prestigiados por la literatura de Puig"
Martín Kohan, cuando se habló de la herencia de Puig según Martín Prieto, en la parte de "el público pregunta"


"Me gustaría hablar, pues, de experiencias literarias y no de resultados: la experiencia de las nuevas tecnologías (y los agenciamientos que las involucran), la experiencia de la televisión, la experiencia del presente y del futuro, la experiencia del murmullo y el silencio, la experiencia del nombre propio y la experiencia de la disolución de las identidades, la experiencia del Estado o de su ausencia. En suma, para decirlo lo más modernamente posible, la experiencia del capitalismo."
(...)
"espués están los jóvenes, de quienes lo espero sencillamente todo. Incluso, la revolución (qué digo la, qué digo la: cierta revolución)."
Daniel Link

el 5 dijo...

Unas horas después, en un centro cultural de villa crespo, hubo unas 75 personas escuchando a cinco tipos que no escodieron sus textos, los pusieron en escena y se expsuieron. También se escuchó música, se comió y se bebió hasta tarde.
Otros se quedaron en el Malba.

Rufián Melancólico dijo...

De la ponencia de ayer lo más divertido fue Fogwill porque hizo su show de siempre.
Lo de Link me pareció un poco solemne, Kohan demasiado teórico y Sebastián esutvo un poco más centrado en lo que se suponía había que hablar: la literatura argentina actual.
Tomarse en serio a Fogwill no es serio. Ese comentario suyo de que todos los escritores jóvenes viven del periodismo no es novedoso ni interesante. Le recordaría que Arlt también vivió del periodismo y que el mismo llegó a vivir de escribir los chistes de Bazooka como se vanagloria.
Decir que no hay nada interesante actualmente demuestra ignorancia (él mismo admitió no haber leído a muchos autores que mencionó Sebastián y no haber hojeado "La jóven guardia").
Las disquisiciones teóricas sobre "lo nuevo" como producto del mercado me parecieron un poco chatas.
El mercado existe y nadie puede estar exento a él. Hay una tendencia fraticida de muchos escritores de la nueva literatura argentina que tiende a degradar a otros sin motivos concretos y con acusasiones de "posmodernos" y "vendidos al mercado".
En todo caso, me parece una discusión un tanto estúpida.

Hermes T dijo...

Rufián, coincido en todo menos en lo de Fogwill. Para mí dijo un par de cosas bastante interesantes.

5: yo quería ir, se me pasó por completo. Para la próxima estaría bueno cadena de mails o algo así. Debe haber estado bueno. Igual esa idea de dar un show, por más que los disfruto, no me convence del todo.

Anónimo dijo...

Che, supongo que quisiste decir Bürger

gerardo dijo...

a qué escritores jóvenes nombró Hernaiz?

Anónimo dijo...

unas horas después estaba en el McDonalds de nueve de julio y corrientes, leyendo el diario clarín.

Funes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Jaramillo dijo...

"A la salida, Fogwill jugaba con un puntero láser.
Solo. Bajo la lluvia."

¿No se estará convirtiendo en Darth Vader?

Anónimo dijo...

Pobre, Fogwill, parece que ya se dio cuenta de lo pésimo que es y no le queda otra que dar espectáculos lamentables, y Hernaiz tendría que aprender a hablar y a escribir antes de ir a estos lugares que lo superan...

Editorial Tamarisco dijo...

SEBASTIAN HERNAIZ:

"hay textos que utilizan el 19 y 20 como fechado de las acciones, textos que dialogan a través de la reposición de elementos que forman parte del saber público y así remiten directamente a esas fechas.
En esta línea, por ejemplo, aparecen las novelas El Grito, de Florencia Abatte; Las viudas de los jueves, de Claudia Piñeiro; algunos momentos de la antología La joven guardia, El último fin, de Leonardo Levinas; y el reciente El cuerpo de las chicas, de María Inés Krim.
(...)

Por otro lado, una segunda línea de esta literatura post 19 y 20 la constituyen textos que omiten el anclaje en las fechas exactas(...)pero que se cargan de significaciones en el modo en que trabajan la escritura y por cómo se rearticulan en el lenguaje del texto las series políticas y sociales. El diálogo con el 19 y 20 opera desde el interior de estos textos y en la lectura. Digámoslo guarangamente: los ritos asamblearios de Plop de Rafael Pinedo o la centralidad tangencial del ser motoquero en El año del desierto de Pedro Mairal, no son referencias directas al proceso asambleario o a los motoqueros asesinados en la represión de Plaza de Mayo, pero difícilmente puedan ser leídos sin ser cargados de significaciones, orientaciones y redireccionamientos en un diálogo potente con el 19 y 20 de diciembre y sus imágenes.
(...) Ampere, de Juan Incardona, o de La novela rosa de Diego Cousido, o de la construcción distópica de Alejandro Alfie en Hambre de piel o de la revuelta onírica de Karla Kastellazzo en su cuento Hoy."
También el poema largo El ignorante de Juan Terranova.

flumaxx dijo...

más bien sería una onda Darth Chef de South Park. Agarra a los de la joven guardia, y les anuncia "I wanna make LOVE to you children". A ver si la próxima vez alguien se copa, y se arma un podcast o sube algun videito a youtube con estos "momentos para recordar mal".

Anónimo dijo...

así anda el país con estos muñecos de la palabra al compás del clarín

Anónimo dijo...

Fogwill no deja de mostrar un gran resentimiento hacia todo lo nuevo. Muestra ese enorme miedo que le llega con la vejez a los escritores de medio pelo. Ya fracasó. Para Link lo nuevo es lo funcional a su vanidad. Igual que para el comisario Kohan. El problema de la noche, para mí entonces estuvo en la organización. ¿Por qué Tavaroski -o como se escriba- invita a tres mezquinos que van publicitarse a sí mismos?

camilo dijo...

Bueno, fue un poco así. Lo más gracioso Fogwill pasando la guita, estuvo bien. Porque el chiste dejaba claro que era lo que pasaba en la mesa: somos todos amigos, Fogwill pondera a Kohan, Kohan pondera a Link, Link a Fogwill. Tabarosky contento con lo de siempre, lo nuevo viejo. Bochornoso.

futuro dijo...

yo desarrollaría, como hacen en esta editorial tamarisca, los bonus tracks de la velada: fogwill después del puntero láser, kohan intentando sacarse su remera adidas, link frente al espejo, hernaiz ante un sin parar vencido

Rufián Melancólico dijo...

¿Fogwill es pésimo y ya fracasó?
¿Sebastián dijo estupideces o fue el único que se encargó de hablar realmente de la Nueva Literatura Argentina?
Tabarovsky es editor de Interzona. El evento lo organizó Interzona. Sin embargo, excepto Fogwill, ni Link, ni Kohan publicaron en Interzona. Sebastián tampoco.
No me pareció cerrada la convocatoria. Bien podrían haber sentado en la mesa al catálogo de escritores argentinos de Interzona y hacerles publicidad. Pero, ay! Rafael Pinedo, que sí publicó en Interzona, no estaba sentado en la mesa. Estaba sentado en la escalera, al ladito mío.
Muchos de estos post confirman lo que digo: el fraticidio está de moda.

Camile dijo...

No sé si el fraticidio está de moda rufián. Sí veo que hay gente poco generosa. Veo gente que critica cosas que no leyó (y que, quizá, no tiene que por qué haber leído) y habla sin TENER en cuenta esa falencia. Si no leíste nada de "lo nuevo" -que, es cierto, es demasiado, casi imposible, de leer aunque sea en un 50 %, sabemos que hay sobreproducción de "escritores"- aceptá que hablás desde ese lugar y que construís tu hipótesis a partir de eso. Pero hacer de la incapacidad fáctica una bandera, es algo terrible. Y nocivo y egoísta. Y, para ser redundantes: poco generoso.

Anónimo dijo...

camilo, me parece que tavarovsky, o como se escriba, hace su negocio, de eso se trata siempre con él, es decir, invita a un viejo que chochea, a un link sin obra, a un kohan policia y a un hernaiz que no tiene idea de nada y piensa que queda como el gran tuerto que es rey en el país de los ciegos.

Jota dijo...

Muy bueno!!!

Ha nacido un nuevo socio-poeta argento?

Rita dijo...

1º. Fogwill es un viejo choto de quien prontamente veremos chorrear una línea de baba.
2º. No charlaba tanto con Perlongher sino que, cuando Perlongher denunció la Cuba caza-putos, Fogwill le dijo que era de derecha y algunas boludeces más.
3º. Las minas son qué? Por suerte está tan viejo y tan choto que no se le para más. Ya es casi una chica. Una chica que va a lecturas.

Anónimo dijo...

Muy bien, Rita, así se habla.

Ary dijo...

Las chicas son subnormales, pero algunas estan fuertes, de biceps, y el guru el futuro esta en leer el Ñ. El 130 no pasa por casa.

Benjamin Profane dijo...

Pero fogwill dio las mejores fotos de solapa de la literatura argentina. Él y Abelardo Castillo en versión "te cojo con la pija muerta".

Funes dijo...

La ememememe tiene su opinión personal sobre el asunto.