martes

cosas raras

En la honorable facultad de Filosofia y Letras pasan cosas raras. Por ejemplo: mitad de una clase, materia de casi final de carrera. Mismo alumno visto desde los comienzos. Reflexión personal: "cómo se emputece la gente acá adentro".
Siguiente escena: contar en público por qué "nos marcó" nuestro libro de cabecera (sí, real, cual terapia de grupo: todo era cada vez más surrealista, no podía creer que en este mismo espacio en que Link, en que Viñas, en que Cohan...en fin) y bueno, que ese mismo alumno se despachó con "Levantad carpinteros..." y yo no pude dejar de escucharlo: uffff, un poquito de vergüenza ajena pero la intriga y cierta conmoción y al final salí corriendo a comprarlo.
Y sí, lo confirmo: Sallinger vuelve a sorprenderme y es increíble cómo llegué acá, pero a veces las lecturas surgen por los lugares menos esperados.
Y está bueno que sea así.
(Sólo espero que él no siga los pasos de Seymour)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

SON MISTERIOSOS LOS CAMINOS DEL SEÑOR

Gaby dijo...

ustedes también sufren didáctica especial??? yo tampoco puedo entender eso... Que les sea leve

Editorial Tamarisco dijo...

sí, algunos de nosotros somos sufriente alumnos de letras.
otros tienen más suerte...

Gaby dijo...

y bue.... después del libro significativo viene el ejercicio del mapa al estilo tolkien de lectura de cada uno... sin olvidar el texto explicativo... no words

Lady Marian dijo...

-Mi nombre es Pirulo.
-Hola Pirulo-contesta a coro toda la clase.
-Hace 10 días que no leo a Paulo Cohelo.

Cuando pase ESO hay que preocuparse.

Marco Pollock dijo...

¿Cuando pase qué? ¿Cuando pasen diez días sin que alguien lea a Cohelo?

Las ventas de libros se desplomarían, la economía mundial se caería a pedazos y Argentina volvería a tener Peso.

Pero sería un gran paso para Cohelos Anónimos.