domingo

Cambio Ford cagado a bifes por Unimog nunca taxi


Te escribe tu novia y te dice que la lectura de 76 en un avión truculento de Delta Airlines, durante la peor turbulencia de su vida, funcionó como un mantra o un cono del silencio. A un costado, vómito de bebé y religiosidad de emergencia al mango. Las azafatas yanquis reservaron pasaje para la vida eterna, y si no hay lugar Obama las recibe en el purgatorio limpio de la gestión federal, elegante y democrática.
Después, zombie, te quedás mirando el libro. Lo acariciás como si fuera de angora. La hija recién nacida de tu hermano, el libro de tu amigo. La amarga resignación de tu psicólogo cuando escuchó que volviste a chocar. Empezás a escribir una crónica sobre el marketing editorial alucinógeno. La épica recuperación de las sustancias que olvidaste en un libro consignado a una venturosa librería 40% PVP, una tarde allá por diciembre de 2007, con Félix que no paraba de reirse.

sábado

Mochilas 76, misoginia y planes

Todavía no está definida la presentación de 76, pero ya vimos un par de lugares, vendimos un par de libros, jugamos a pensar el show, entramos en la inercia vital del libro en marcha, con mayor o menor ingenuidadde cofradía de lectores-escritores-editores trabajando con ganas.
El miércoles postié que íbamos a vender en otra presentación, "clandestinamente", dije, exagerada, refiriéndome a que no íbamos a exponer el libro pero sí a ofrecerlo directamente sacado de carteras, bolsos y mochilas Tamariscas, 76.
Pero cuando llegamos, fue la editora de Sudamericana y de, entre muchos otros libros, la antología que se presentaba ahí el miércoles pasado quien nos ofreció, trabajadora de la industria con el corazón bolchevique volcado a nuestras breves tiradas y estructura inexistente, ocupar un lugar en el espacio para venta, y quien intercedió para que podamos exponerlo junto a los del gran grupo Random House.
Alguien dijo, escribió y publicó, "esta chica glenda", porque pobre, no piensa que hay gente que está laburando cuando presenta un libro mientras los otros toman champaña y planean la revolución a escala playmobil granjero, en el patio de sus casas, mientras riegan las plantas reaccionarias de quienes los emplean.
Llamar a un hombre escritor por su nombre y apellido, pero a una editora por su nombre de pila sin decir siquiera cuál es su rol, su puesto, trabajo, etc ¿se llama machismo, misoginia, o simplemente malvada boludez?
Sea como sea, el periodismo es cada tanto veneno de cultivo para mediocridad gratuita y prejucio de pataleo espasmódico; que sigan sembrando híbridos tilingos; ellos, allá.
Nosotros hablamos con los otros de que el viernes está el Quinteto de la muerte en un lugar nuevo. Vamos a ir a escuchar y ver qué onda. Ah, y del miércoles, leímos algo más, de entre otras cosas, 76, Glenda Vieites y Félix Bruzzone:

(...)

"Música

Cuando llegué, operadores culturales de tiro corto, críticos literarios part-time, sociólogos insatisfechos y sobre todo narradores del palo disfrutaban pizza (abundante) con champán (escaso) y la música paraba para que Glenda Vieites –la editora más linda e inteligente del mundo– introdujera a Félix Bruzzone que leyó un texto de su autoría. Nadie les dio mucha bola. Estaba programado Leo Oyola, autor de la pieza dramática Tony Plana, incluida en el libro, pero una terrible gripe invernal lo retuvo en su casa. Bruzzone acaba de publicar en Editorial Tamarisco un libro de relatos o novela torsionada de título 76 y se lo veía, como casi siempre, más allá del bien y del mal. La gente quería música fuerte, tomar, encontrarse y charlar un rato."

completo acá


jueves


Interrumpimos brevemente nuestra emisión de 76 para anunciar que hoy jueves se presenta Grunge, de Alfredo Jaramillo.
21 hs. Moreno 2320.

miércoles

76 tiene tres dimensiones: tapa, lomo e interiores

Para vos, que te creías que la tapa de 76 era cosita de fotoyop nomás. Calate esta foto realista recién salida de imprenta. Calate ese lomo anchito sexi, en la colección Narrativa Breve. En tus manos, nena, y en las tuyas papi también, va estar de lo más cómodo, no se te va a escapar nunca como dijo el narradora-editora: "En el cielo las estrellas, en el campo la llanura, y en el medio de tu mano, un buen libro, una hermosura".
El horóscopo no te tira la posta, pero la Orga Tamarisco sí, no pensés que estamos chiveando: Leeselo a la persona que querés, un cuento por noche, antes de dormir, y tendrás su amor para toda la vida. De paso te culturizás y si el nabo se va, ya tenés cómo impresionar a otro.
(miércoles 25 de junio: venta clandestina en la fiesta esa de la antología, acá en capital, en un lugar palermitano (la calás?¿no? Entonces te digo, calle Armenia 1740. Buscá al que tenga cara de editor lumpem y de feliz cumpleaños, el que anda como loco con libro nuevo y bolsa de cotto cargada de 76 o mochila idem. Si ves que está comiendo como un o una desaforado/a, interrumpi sin verguenza, que todo esto es por vos, decile así y un descuentito promo fresca rascás.)


martes

Te lo juro negrito, este pibe la rompe



Amateurismo voluntarioso ediciones se ufana en presentar uno de los máximos logros de su breve y no poco promisorio recorrido en la galaxia de las industrias culturales

Bruzzone en los textos - Gnoatto en el diseño - La Orga en producción, prensa y distribución

Tamarisco Inc.: Impresentables sí, hippies no siempre. Porque la asamblea permanente puede ser una estética.

lunes

En 76 llueve


"Las máscaras cuelgan del techo, horizontales o verticales, los ojos hacia el frente, hacia arriba o hacia abajo, todas con las bocas abiertas, la lengua afuera, los dientes llenos de emplomaduras y algunas mandíbulas con los apliques que estaban de moda en los 40’: reproducciones de los colmillos de los tigres dientes de sable o de los colmillos de los últimos mamuts descongelados. Miguel dice todas estas las hicieron con caras de verdad, todos NN. Enciende un cigarrillo, se asoma a una de las ventanas y empieza a jugar con el humo. Mirá, dice -siempre le gusta ver cómo el humo se deshace en la lluvia, creo que es capaz de quedarse así durante horas-, estos son nuevos, Porteño, la lluvia no los apaga, los hacen con una pólvora refinada que se enciende hasta abajo del agua, cigarrillos para la intemperie."


(de "2073")

sábado

En 76 hay peronismo


"-Idealista y cabezadura. Decía que en la organización aprendía más que en la facultad, y por eso dejó.
-Bueno, supongo que algo les enseñarían. Yo la última vez que vi a Susana la noté tan cambiada…
-Pero cómo iba a ser así si ni siquiera conocía cosas como… Una vez me preguntó qué significaba la plusvalía. Eso tiene que ser algo importante. Vos imaginate que yo mucho más que decirle que… algo de un plus, de un plus del valor, pero eso debe ser algo mucho más complejo, ¿cómo no se lo iban a enseñar?
-Plusvalía, eso es de Marx.
-Me imagino que sí. Peronistas no eran, ni locos. Pero en el setenta y tres votaron a Perón."
(de "Susana está en Uruguay")

jueves

EN 76 hay OVNIS


"Pero después Rita cambió de tema y empezó a hablar de vida extraterrestre y de un día internacional de avistamiento de OVNIS.
-Eso va a ser en Atalaya o Magdalena, por ahí, cerca de La Plata.
Dijo que en varios puntos específicos del planeta la gente iba a reunirse para esperar la aparición de OVNIS.
-¿Y si no aparecen?, ¿si justo ese día está nublado?
-No importa, es la “Vigilia OVNI mundial” -dijo-, si no los vemos ese día los vamos a ver en la próxima fecha, hay todo un calendario de vigilias, hay que tener paciencia, y fe. Vos tenés que pensar que los lugares elegidos son los lugares donde más avistamientos hubo en toda la historia, eso no es poca cosa. "
(de "El orden de todas las cosas")

tramar lo otro del libro es una cosa pindonga

"dos cositas.
Una, al señor autor y tambien a nosotros, que dependemos del señor autor.
Estimado señor autor:
¿ha decidido finalmente si quiere que otro señor, que no fueramos nosotros mismos, editores nosotros de vuestro libro, presente entonces vuestro libro? ¿se ha decidido ya a por quién?si es así solicitamos informe a nosotros, vuestros servidores editores, asi procedemos a enviar pdfs, etc aunque claro sería mejor que lo hiciera usted en su calidad de autor para que la empresa tenga así mayor probabilidad de éxito.
Por lo demás, señor autor, señores editores
¿la idea de hacer la presentacion en donde los mudos es una decisión?
¿ha surgido otra opción más o mejor que esa?
bueno, volviendo a nuestro léxico y sintaxis habituales,
un beso a todos"

miércoles

nos clausuraron el boliche pero que no decaiga

Una noche de muchas corridas, calor pegotoso de fin de año, 26 de diciembre, Objetos Maravillosos, libro de Juan D Incardona se presentó en el Pacha.
Yo recién llegaba de Bahía y fui a laburar con un montón de libros cargados en una bolsa de plástico.
Cuando llegué ya los chicos habían armado una mesita linda para poner los libros, y al costado un lugar para el autor, y sillas para los presentadores y una bebida fría que compartimos entre todos.
Había celebrities literarias que no tenían ni idea de qué era Tamarisco pero que amaban a Juan D. y quedaron con cara de WOW por el lugar elegido.
Bignozzi, el señor de la casa de la poesía que no me acuerdo el nombre; muchísima gente contenta, hasta a Irene Gruss la vi leer ahí, digo porque no es sólo una cuestión generacional.
pero esa fue una de las mejores presentaciones de Tamarisco. El pacha es un lugar que sólo, o más que nada -relativicemos un toque para hacerlo creíble, pero no hace falta- atrae gente buena onda, atrae las cosas lindas y sin son feas son buenas y si no son buenas son una búsqueda que resulta divertida, cómoda, un barrilete descocido que se arma entre todos y que medio parece más un trapo para que juegue el perro, pero todos chochos igual. Me sale medio cursi y no es la idea.
¡Vendrán los tiempos de la rehabilitación!.

"Pero nuestro fin es hacer arte y cultura, que es todo o casi todo. Es el intercambio entre la gente, es contarse chistes y hacer política como tantas otras cosas. Y lo queremos hacer porque estamos disconformes con las opciones que hay. Teníamos una idea, pero casi todo lo aprendimos en el camino, hablando con todas las personas que quisieron decir algo. Crecimos lento pero constantemente, trabajamos gratis muchísimo tiempo felices, y cuando hubo un billetin se pago sueldos módicos pero repartidos de manera justa, en base al trabajo realizado. Y lo que sobraba se reinvertía en el Pacha, “seguridad, funcionamiento e higiene”. Las decisiones son consensuadas y se trabajaba a modo de cooperativa, con personas que la mayoría de ustedes conocen y tienen en alta estima."

Vean acá que cuenta todo mucho mejor