lunes

Si estás en la costa...


Pasate por la Librería Alfonsina (3 e/105 y 106, Villa Gesell) y pedí todo el catálogo de Tamarisco. Dicen que Objetos Maravillosos acaba de llegar.

viernes

maravillas de lectura inmediata

A apenas 48 horas de dejar el calor de la imprenta Objetos maravillosos de Incardona se lee, se comenta, se recomienda y alaba.

Vía Scan (gracias)

(para adquirir su ejemplar a sólo $15 escriba a info@editorialtamarisco.com.ar. En breve en estas librerías)

jueves

Tesis para una presentación maravillosa

Hasta que termine de distribuirse en librerías, usted puede adquirir su ejemplar de Objetos Maravillosos de Juan Diego Incardona a precios promocionales escribiendo a

info@editorialtamarisco.com.ar

Y mientras tanto, si usted se perdió la presentación, puede leer las

19 tesis sobre Objetos Maravillosos by Santiago Llach y Pedro Mairal

(Adivine qué bloque pertenece a cada autor)

Juan Diego Incardona: hace literatura como Juan Domingo Perón hacía política. Literatura a la manera de.
Incardona es un sintetizador literario de la experiencia narrativa de los personajes del pueblo. El narrador Incardona es el jefe del movimiento literario que conforman sus personajes, y se funde con ellos. JDP: escuchaba a los negros cantar y le sonaba a Mozart. JDI: en la boca de sus personajes conurbanos, pone una literatura tan alta como la que hacía el tío Borges. Abrazo de reconciliación con las almas bellas.

Los textos de Objetos Maravillosos ocultan una novela de iniciación en la vida, es decir, en la literatura. El modo en que una persona se vuelve persona, o cobra forma, a través de la palabra, del oficio. Uno se fabrica a sí mismo, se inventa, se hace. Se narra. Como un superhéroe cosiendo por primera vez su traje, así es este libro. Objetos maravillosos es la entrada en la palabra. Incardona fabrica su abecedario con metales nobles, lo forja, lo suelda, lo dobla, hace sus letras y sale a decirlas: “¿quieren ver objetos maravillosos? Cuidado que tienen poderes afrodisíacos. Te digo una cosa: con esos aros sos otra.”

Sin proponérselo, Objetos maravillosos arma una introducción a una economía política local. Economía + subjetividad = relato. Un trabajador sin documentos, un “obrero blanco” fuera del radar de los códigos de la AFIP. Produce con sus manos. Inventa objetos con los restos de la industria. Los traslada de un barrio a otro. Los comercializa con su cuerpo. Su marketing abreva en la poesía como chamuyo. Otra vez Juan Domingo conductor del relato: el chamuyo, sonriente demagogia.

Juan Diego Incardona es un hijo no reconocido de Pappo. Es el último blusero de la literatura argentina antes del reggetón remixado y las drogas de diseño. La obra de Incardona es un blues peronista. El blues del que espera el bondi de madrugada, cuando todavía está oscuro, con la mochila pesada, brillando por dentro, cargada de objetos maravillosos.

En forma de slogan: No a la corrección política peronista, sí a la boludez alegre y la prosodia invertebrada de los nuevos poetas peronistas. Una literatura peronista: una literatura a la que le quepa todo. La histeria electrónica de las chicas de Palermo, la historia de la exclusión y la resistencia de los personajes de Villa Celina, la anomalía sentimental de Tino, el colectivero, Totó, los viejos haciendo pogo con una tarantela. Literatura peronista, literatura que sintetiza las antinomias. Ni vanguardistas ni narrativistas, peronistas.

Hacer objetos maravillosos, fabricar textos. Primero está el oficio, oficio es lo que se hace en soledad. Se escribe en soledad, se fabrica en soledad. Es la parte más pura, más santa del creador, la más gratificante. Después está la oferta. Los anillos, los textos se ofrecen, uno sale a mostrarlos y se expone, a veces encuentra lectores, a veces indiferencia, pero siempre sale.

Objetos maravillosos, obra abierta. Objetos maravillosos: un sintagma contundente, que menta objetos concretos (anillos). Pero también enunciado publicitario, comercial, chamuyo que como tal se sabe tal. Lo duro y lo débil. Industria pesada versus servicios tercerizados. ¿Cuáles son, en verdad, los objetos maravillosos? ¿Los anillos, las clientas, el vendedor, los personajes del relato, el relato mismo? ¿La literatura misma no es también un “objeto” maravilloso? Objetos maravillosos = síntesis poética.

Incardona cuenta cómo fabrica una gargantilla desde cero, años después ve a una chica pasar con esa misma gargantilla. Queda paralizado, no le dice nada. ¿Por qué? Incardona no lo explica. Quizá porque fue testigo de eso que decía Atahualpa Yupanqui, que el mayor logro de un artista es convertirse en anónimo. La ausencia del yo. La energía de uno, sin el yo. La liberación que hay en esa ausencia. El satori. La trascendencia que hay en el hecho de que otra persona use, disfrute, se apropie de un objeto que uno mismo creó. La trascendencia que hay en hacer un texto que años después otro lee, otro usa, otro lleva consigo.

Tres órdenes organizan la economía del relato: industria/artesanía/chatarra. Paralelo entre la producción de objetos maravillosos y la producción de literatura. Con los restos de la industria nacional, los hijos de los obreros hacen literatura artesanal. Con los saberes provistos por la educación técnica peronista, los hijos sensibles del capitalismo contemporáneo hacen literatura (historia de la redacción sobre el “puente grúa” en tercer año del colegio industrial).

Incardona se pide un superpancho cubierto de papas pie. A media cuadra empieza una balacera infernal. Incardona se arroja cuerpo a tierra, pero con cuidado de que no se le desparramen las papitas. Zumban las balas en la tarde última y Juan Diego Incardona sigue comiendo su pancho de panza en el piso. Incardona en realidad tiene 11 años. Esto se nota en una foto donde se lo ve hace unos años tocando la guitarra sentado en el suelo con las piernas cruzadas. Es el hijo de un tornero italiano, es el hijo de la maestra.

Enseñanza que me deja este libro: el mundo no se divide entre gente culta y gente inculta. No. En el mundo literario hay moralistas de la prosodia (o maricones de la sintaxis: todos los que lloramos la imposibilidad de escribir en la estela de Juanjo Saer). Y otros que se la bancan, tienen aliento y poder para llevar adelante el arte de narrar. Admiro a estos últimos. Incardona Conducción.

Cuando la gente escribe en blogs, baja un cambio con la pretensión literaria y así muchas veces consigue hacer literatura. Este libro nacido en el blog Días que se empujan en desorden no pretendió ser un libro y sin embargo acá está, y se cuenta solo. Es un libro bajado de un blog? subido a un libro? Este libro subió? bajó? Se congeló? Se detuvo? Entró en la posteridad como Evita? Es un libro de la generación post?

en forma de anécdota: soy de la generación que no supo, no quiso o no pudo militar. En mi caso, quizás porque de chico me hicieron militar en un partido político que tiene 2000 años y sigue hinchando las pelotas, defendiendo al capitalismo en el nombre del niño por nacer. Pero en la previa de 2001 me juntaba con unos vagos amigos, hijos de montoneros, que paladeaban la agitación delarruista. Los viernes a la noche, cuando terminaba el plenario (cabíamos todos en un dos ambientes), mirábamos juntos por tele la prédica golpista de Daniel Hadad y después la prédica bolivariana de Hugo Chávez. Una de esas veces, apareció en el mitín un muchacho elocuente que estudiaba historia y que hablaba todo el tiempo de la aparición del “nuevo sujeto social revolucionario”. Era un trosco, por supuesto, y no duró ni medio minuto en la cocina peronista. Pero a mí, que soy inorgánico y lento para retener las categorías de la academia y las categorías de la política, ahora al leer Objetos maravillosos me vino a la mente la expresión que usaba el muchacho trosco. Lo que plasma Incardona es también la síntesis de las experiencias diversas de distintos sujetos sociales:
• el obrero de la era de la sustitución de importaciones (llamada también era peronista);
• el cristianuchi, motivador parroquial del cambio social expresado en la Tendencia Revolucionaria;
• el sujeto que se formó y resistió escuchando la escala emotiva del rock nacional de los setenta: el sujeto social de las rutas argentinas que nos esperan ahí;
• el sujeto social que es joven, vive en el conurbano, no estudia ni trabaja, desecho sociológico del capitalismo actual: rolinga o chabón.

En ese cruce de estéticas se encuentra la parada de Juan Diego Incardona.

Objetos Maravillosos tiene también algo de elegía. En un momento dice: “El cielo de nuestro barrio era una fiesta. Pero despuès la noche se hizo tan oscura que la sombra tapò todas las casas de negro. De a poco se fueron los gallegos y los italianos del sur. La vida fue una tapita de vino flotando en la zanja, despuès de la lluvia. La corriente la llevaba al lado de la vereda en direcciòn a la general paz, hasta que un dìa, el menos pensado, el desagüe, la chupò desde el agujero del cordòn.”

leer Objetos maravillosas en clave de los trayectos del personaje-narrador-vendedor. Zonas de la ciudad, cada una un micromundo social: Plaza Francia, “La Isla” aristocrática donde el narrador delira los rostros célebres del milicaje gorila, Palermo, La Boca, Celina, Flores, Núñez: el vendedor ambulante (narrador ambulante) atraviesa y conecta esos mundos. Su movimiento (que como dijimos es un movimiento económico) crea literatura al mezclar esos mundos.
Las líneas de colectivos y la “piniponera” (Fiat 147) trazan el mapa de esos circuitos. Distintos personajes, anónimos o sentimentales, acompañan al narrador ambulante en esos viajes.
(Nota al pie: tramar la relación entre la narrativa de Incardona y la de Cucurto, su hermano generacional. Blanco/negro, trabajadores autónomos, fuera del orden del trabajo en blanco; los dos –vendedor ambulante e hijo de un vendedor ambulante- fundan su literatura en el desplazamiento social. Significativamente, dice el narrador de Incardona de los repositores que escucha al despertar en su departamento de Flores: “sus palabras son vidrios rotos”)

Incardona se escapó de un poster de propaganda peronista, o mejor se escapó con el soplete en la mano, de una propaganda de suscesos argentinos, de esas en las que el locutor dice. “Aquí vemos a los jóvenes del partido de la Matanza, enarbolando el espíritu nacional del trabajo y la prosperidad. Perón cumple, Evita dignifica y Juan Diego Incardona cincela su pujante prosa inmigratoria”. Pero Juan Incardona se escapa, se va del colegio industrial y se sube a un tren de mochileros místicos. Canta Mañanas campestres sobre el techo de los vagones que van al sur. Abajo en el vagón Juan Dalhman dormita con las mil y una noches cerrado sobre sus rodillas. Se van al sur. La industria, el hipismo rollinga, las letras.

Otra vez: Juan Domingo Perón escuchaba música maravillosa en la música común. Juan Diego Incardona hace objetos maravillosos con la materia común. Una literatura de los lugares comunes: los hallazgos del lenguaje, en la calle. Renovar el uso de adjetivos de larga prosapia callejera: espectacular /descomunal / pintoresco. La recuperación sonriente, autoirónica, de las violencias diarias del lenguaje: dice de sí el narrador que pertenece a “la peor escoria”.
Como él mismo subraya: “un registro de venta en base a muletillas desfachatadas”.

Tres citas del libro:
1- “Mi vieja, una maestra de frontera en el conurbano bonaerense”.
2- “Vender en la calle no es facil. Tiene algo de mendicidad pasar mesa por mesa por los bares mientras el mundo vive su fiesta nocturna. Para vender hay que tener templanza, sostener el ánimo frente a situaciones violentas o de desprecio”.
3- “El lenguaje era como una bandera de la manifestaciòn. La ùnica manera de llevarla abierta en la calle era llenarla de agujeros y que el viento la pase a travès”.

Literatura, lugar de los hijos sensibles del capitalismo posindustrial. Imaginario del batacazo, del sueño alienante que hace que millones de personas se levanten todos los días, se desplacen, trabajen con sus manos, ofrenden sus cuerpos: que sigan “en la lucha”. Otra vez el registro del narrador niño, el vendedor ambulante sonriente que cuenta que una noche “amasó grandes fortunas” con las que afrontar la “catarata de gastos”. Los anillos, objetos maravillosos, mezclan las zonas del sueño y de la vida.

miércoles

En un ratito!


Manufactura de maravillosos objetos en vivo y en directo.
Presentan: UOM y Editorial Tamarisco

domingo

Luche y se viene




“Hot dog”, la música country y el punk y los pedales vibrantes de Jimmy Page a fines de los 70’, y “Carouselambra”, el dance y las cortinas de los noticieros, extra, extra, la anticipación, la primicia la tenía Led Zeppelín, el furioso plomo volador -¿qué pesa más, un kilo de plomo o un kilo de plumas?, uno de plomo, lógico. Pero adónde van las anticipaciones 30 años después, ¿adónde? Al regreso de la banda mítica, que vuelve al fin con su caballo blanco, el de San Martín y el de Perón, que siempre vuelve o que siempre está: rémora, plomada –para que las paredes queden derechas hay que usar plomadas, o en su defecto ladrillos atados a un piolín, eso se ve clarito en todas las torres que se construyen en Palermo-, alambre, noble material con el que los visionarios de hoy construyen la literatura del futuro, o sea Incardona y sus alambres, el desalambrador que viene del sur -¿dónde queda eso?- y que al venir se baja del bondi en Gral. Paz -¿tenía caballo blanco el Gral. Paz- y Acceso Oeste para a comer un pancho y se deja besar por unas chicas escotadas que llevan sus sombreros de cowboy colgados del cuello con un piolín, sobre la espalda, porque así, como dice Palanhiuk, están siempre preparadas para petear. ¿Se dejará petear Juan Diego?, ¿es el pete una tradición sureña o es más bien del oeste bonaerense? Hoy el pancho sale más que el chori, dice un ex parripollero, hoy al frente de su kiosco abarrotado de milangas y pebetes envueltos en papel film mientras su empleada –hija, sobrina, está muuuuuy buena- saca las salchichas de la panchera y se las da a Juan, para mi caballito blanco, le dice, y él, vos sos mi pin yo soy tu pon, y la mayonesa, mezclada con la mostaza, empiezan a chorrearse y a dibujar, en el piso, la forma de la vida nueva de la nueva vida de la literatura después de Incardona.

Este miércoles 26, 20:30, Ctr.o Cultural Pachamama (Arganiaraz 22), presentación de Objetos Maravillosos.

miércoles

Demasiado glam y algunos objetos maravillosos


Dijeron:


Fabiana Cantilo (Plaza Serrano): Me llevo el verde.


Pipo Cipollati (Freak Roy): ¿No querés organizar una quermese en la entrada del recital de los Twist? Como premios, les damos anillos…


Gigí Marziotta (esquina del Bar Único): ¿Y los poderes funcionan con vos?


Colorado Mcallister (ACABAR):—Colorado, me firmás un autógrafo para mi vieja?

—Sí, cómo no, y de paso cobrame éste que se lo llevo a mi jermu.


Blas Armando Giunta (Sonoman):—¿Blas, me firmás un autógrafo para mi vieja?

—Sí, pasame las servilletas. Che, ¿de verdad tienen poderes afrodisíacos?


Gabriel Carámbula (Freak Roy): Loco, no me entra ninguno, son todos de minas.


Laura Cerrato (vereda del Bar Becket): Incardona, usted es una pesadilla.


Jorge Panesi (Plaza Serrano): Sos un manipulador de adjetivos.


Mercedes Morán (vereda del Bar Único, a la noche): (esa misma tarde le había vendido en Plaza Francia): ¿Nene, vos me estás persiguiendo? Bueno, me llevo otro.


Raquel Mancini (Malas Artes): Me das tu teléfono, porque me estoy yendo a España y estoy pensando en llevar accesorios.


Mariano Martínez (El Taller –época de "Campeones"): Dame los dos.


Milva Castellini (Sonoman): Ya tengo como veinte anillos tuyos. Me viste en el noticiero? Siempre estoy usando uno.

Charly García (Único): no molestés.


Alejandra Pradon (Freak Roy): Sos un chamuyero.


Nito Artaza (Plaza Belgrano): Vos deberías ser político.


Déborah de Corral (Bar Becket):—Déborah, me parece que gusto de vos.

—Gracias. Cuánto me dijiste que salía éste?


Bebe Contepomi (vereda de Bar Único): Qué hacés nene?


Pata Villanueva (vereda del Bar Único) (a los gritos): Los mejores anillos de Palermo!

Auspiciantes Editorial Tamarisco, Wonderful Objects. S.A., Ojo al Piojo S.A., Centro Cultural Pachamama, días que se empujan en desorden, el interpretador, ACABAR, Sonoman, Freak Roy, Unico, Agrupación Cuidacoches de Palermo Hollywood, Organización Mozos de Oficio, Asociación de Camareras Universitarias, Malas Artes, El Taller, "Amigos de Plaza Francia", "Amigos de Parque Centenario", "Amigos de Plaza Serrano", Bar Becket, OHM, Crónico, El Imaginario, Soldadoras "Flama", Línea 166, Línea 34, Línea 39 cartel rojo, Línea 15, Línea 29, Club de Fans de Objetos Maravillosos, Grupo de Autoayuda para Clientas Compulsivas, Juventud Peronista, Corporación General del Trabajo, 62 Organizaciones, Sindicato de Vendedores Ambulantes, Sindicato de Artesanos de la Ciudad de Buenos Aires.

Presentación:26 de diciembre20:30 hs.

Centro Cultural Pachamama - Argañaraz 22


Entrada libre y gratuita.


martes

El poder de la gente, las argucias del vendedor, el éxito de la linda literatura tamarisca


Tamarisco no entiende de marketing literario ni operaciones de prensa. Pero, por suerte, ante la inminente salida de Objetos Maravillos (presentamos próximo miercoles 26.pachamama.20.30 hs) libro de relatos de Juan Diego Incardona, su propio público, en genuina manifestación espontánea, nos ayuda transmitir el espíritu de venta y el placer de la compra que bien podríamos aplicar al libro:
(fuente: http://diasqueseempujanendesorden.blogspot.com/)

Anónimo dijo...

me lleve el anillo del dragon
super solido
para que embellezca mi vida y protega a mi amda de todos los males
te acordas como se llamaba?
Cariños
A

11:02 AM

Anónimo juandé dijo...

allí estaremos valeria. gracias!

hola A, te llevaste un gran objeto maravilloso de acero quirúrgico. están funcionando sus poderes?
ahora no me acuerdo qué nombre le puse. por favor, refrescame la memoria!
un abrazo

12:58 PM

Anónimo Anónimo dijo...

de acero quirurgico,una masa,pesado,plateado y con dos dragones que aujereaban el coso
esta protegiendo muy bien a mi Chica
Caariños
a

5:04 PM

Blogger can de lirio dijo...

Yo me llevé el turquesa "palpitaciones". Qué debería sentir exactamente? Me gusta lo que leí y la estética. Hay un dibujo de niños que es tan bello!!! Nos vemos or ahí. Me asustan un poco estos campos cibernéticos, y me maravillan. Puras cabezas, puro sueño, y muchos fantasmas. Nos vemos por ahí

5:43 PM

Anónimo juandé dijo...

una masa usted, A, mil gracias-

hola candelaria, gracias por la visita. qué deberías sentir exactamente?, tenés qué contarlo vos... a cada uno, los poderes afrodisíacos le actúan de distintas maneras en la mente y el cuerpo. OJo, usalo con responsabilidad, palpitaciones es muy fuerte y puede romper corazones.

7:14 PM

Blogger can de lirio dijo...

Uy qué bueno, ahora sí que no me lo saco. Un anillo superpoderoso!!
Viene bien para que el alma se pasee esbelta sobre plataformas creyéndose séxica y hermosa!! Me pregunto si no habré tenido durante años el anillo al vez re, el imán que atrae los puñetazos. Ya es hora... beso, y si hay nuevos anillos con nuevos poderes comentame, me interesan casi todos!!!

7:58 PM

Anónimo juandé dijo...

hay muchos anillos con el mismo poder afrodisíaco pero distintos sutiles efectos. cuando quieras desatar a la compradora compulsiva que hay en vos, en Wonderful Objets S.A te esperaremos con los brazos abiertos.

9:46 PM

Blogger Anita dijo...

El poder de los anillos reunidos: entablar amistad con el mozo carmeleado.

Banda de la noche: Los chicos del conurbano!

Saludos, Juan.

6:05 PM

Anónimo juandé dijo...

vamos bonaerenses todavía!
Saludos, anita.

6:52 PM

Blogger Sonia dijo...

Esto parece una operación de prensa de Tamarisco por el libro de Juan Diego, Objetos Maravillosos.
Pero no somos tan astutos. Me parece que todo es manifestación espontánea.
Felcitaciones, pues.

1:54 AM

Suprimir
Blogger ememe dijo...

A mí me regaló una especie de medusa con poros color escarlata, un delirio de belleza y erotismo. Me lo merecía porque era la noche de mi festejo.
Tengo también uno como de princesa gótica que uso cuando me siento seria y reconcentrada. Puedo dar fe: los Objetos Maravillosos te cambian la vida.

12:54 PM

Blogger Sonia dijo...

Y no te imaginás, Ememe, como te van a cambiar la vida los relatos del libro!
Doy fe también.

5:38 PM

Suprimir
Anónimo juandé dijo...

sí, sonia! es la operación de prensa más larga del mundo, empezó en plaza francia hace doce años. besos, editora!

-hola ememe!
si es por merecimientos, y afinidades electivas, vos te merecés toda la caja de objetos maravillosos. Felicitaciones de nuevo por Secuelas!
un beso grande

8:23 PM

recomendación para el jueves

domingo

empezar bien, y un lunes


un proyecto de Valeria Tentoni y cía:
PRESENTACIÓN REVISTA LITERARIA LA QUETRÓFILA
*literatura presupuesto cero*
NÚMERO UNO

LUNES 17 DE DICIEMBRE
19 HORAS
EN FUNDACIÓN BOLLINI
PASAJE BOLLINI 2167 (cortadita entre peña y french)
http://www.ladama-debollini.com.ar/

PRESENTA: MARCELO LÓPEZ
LEEN: JUAN DIEGO INCARDONA (CUENTO)
LEONARDO SAGUERELA (POESIA)
INVITADO: PABLO RAMOS

CONTACTO: laquetrofila@hotmail.com
WEB: http://www.laquetrofila.blogspot.com/




viernes

De bomba también


Mañana se presenta el libro de Natalí Tentori. Tuve la suerte de leer algunas cosas de ella y de ver el libro y la verdad que vale la pena. Como para arrancar bien el sábado.


martes

Mañana: Ciclo de escritores argentinos en el palacio de la cultura chic


Rodolfo Fogwill x Sonia Budassi

Literatura y política cultural: "Escribir es pensar"
Miércoles 12 de diciembre a las 19:00. Auditorio MALBA. Entrada libre y gratuita.


En el último encuentro de este ciclo , Rodolfo Fogwill (Buenos Aires, 1941) planteará su autorretrato a partir de un paisaje tan heterogéneo pero determinado como es el de su formación y sus aficiones, d esde sus múltiples facetas como sociólogo, docente, escritor, editor, ensayista y columnista en temas de literatura, comunicación y política cultural.

A través del diálogo con Sonia Budassi, el autor seguirá el rastro de sus pasiones . Veleros. Edición. Sociología. Publicidad. Bolsa de Comercio. Cárcel. Música rap. Ópera. Docencia. Sueños premonitorios. Mercado editorial. Militancia.


Biografías

Rodolfo Fogwill (Buenos Aires, 1941) es sociólogo, escritor y periodista. Autor de Muchacha Punk (1978) y Los Pichiciegos (1982), ha publicado, entre otros, la colección de poemas Lo Dado (2001) y las novelas La experiencia sensible (2001), En otro orden de cosas (2002), Runa (2002) y Urbana (2003). Colabora co n los medios La Voz del interior , La Nouvelle Revue Française, Revista de Occidente y El P aís, de Madrid.

Sonia Budassi (Bahía Blanca, 1978) trabaja actualmente en el suplemento de Cultura del diario Perfil. Es coeditora del sello independiente de narrativa Editorial Tamarisco y autora del libro Los domingos son para dormir, de próxima aparición.

Salió el 32


Todavía no leí nada. Pero el índice del último número de El Interpretador es un golazo.

jueves

Blogging Ravonne

Se multiplican las lecturas de Ravonne, y hasta nos dicen "¡editorial chiquita y piola!" (¡nunca hemos recibido halago mejor!)
Muchacho, ¿ya tienes tu ejemplar? ¡Este blog también dice que debes tenerlo!



"Hace algunos días terminé de leer "Ravonne", una novela que hace mucho que quería tener en mis manos y que llegó justo a tiempo para mi cumple.
La escribió Julián Urman y salió vía Tamarisco, una editorial chiquita y piola. Debo reconocer que el libro me gustó mucho. La idea central está re buena: el Ravonne del título es una estrella televisiva caída en desgracia, que ahora subsiste gracias a una rotisería y tratando de no recordar el pasado, pero -¡cuándo no!- el pasado vuelve a él.
"Ravonne" tiene un par de párrafos perfectos, personajes secundarios super interesantes (de hecho, no es casual que las cosas importantes de la novela sucedan por fuera del protagonista, perpetuando su condición de has-been aún en su propio libro). Tiene capítulos cortos y párrafos breves, lo que ayuda mucho a la lectura furtiva en la línea D. Además, con tino, habla de la tele y de la fama sin hacer nombres propios reales ni inspirándose en nadie."
POST COMPLETO ACÁ

(gracias "Capitán intriga" y Marina A.)

En breve fiebre


de OBJETOS MARAVILLOSOS
por Juan Diego Incardona
en Tamarisco

lunes

Antes de la presentación de Objetos Maravillosos, Incardona en Casa Brandon

LECTURA DE NARRADORES DE LA NUEVA NARRATIVA ARGENTINA
¿Qué escriben los que nacieron después de 1960?
JUAN DIEGO INCARDONA
NATALIA MORET
Y un último bonus track intergeneracional:

ANIBAL JARKOWSKI Y CLAUDIA PIÑEIRO

Coordina ELSA DRUCAROFF

Domingo 9 de diciembre, 18 hs en Casa Brandon: Luis María Drago 236 (a dos cuadras de Canning y Corrientes)